Videos

Loading...

miércoles, 26 de abril de 2017

La Muerte

ANUNCIADA DEL FRENTE POLISARIO
MARRUECOS – POLISARIO, UNA GUERRA CERCANA.

Florentina Fuentes Clavijo
Periodista


No deja de llamar la atención que un conflicto lejano a las fronteras de nuestro continente, como el de Marruecos con el frente Polisario, organización político militar que, por tener campamentos en territorio argelino junto a la frontera Marroquí, dio forma a la Republica Árabe Saharaui Democrática (RASD), para la cual, en diversos lugares del mundo, solicita reconocimiento diplomático, denunciando, de paso, a Marruecos como “potencia colonialista” por abusos contra el pueblo Saharaui. Esto y sin contrapeso ha ocurrido durante años, estando, como organización política en diversos eventos políticos, sociales o culturales que se realizan en nuestro continente. En Chile es natural ver al frente Polisario en la fiesta de los abrazos que realiza el partido comunista, en la cámara de diputados promoviendo acuerdos donde, muchos parlamentarios a veces sin saber lo que firman ni de que se trata, aprobaros resoluciones contra Marruecos. Pero desde hace 2 años la situación ha comenzado a cambiar cuando en nuestro país nace el centro chileno de estudios del Magreb, resultado de conversaciones donde importantes dirigentes sociales se informan de la forma en que Marruecos resuelve el tema de violaciones a los derechos humanos, las reformas a la constitución que aseguran el pluralismo político, el rol de la mujer y la familia y una propuesta de paz, con autonomía política, económica y administrativa para los habitantes de territorios que reclama la RASD y el Frente Polisario.

Entonces no es sorpresa que para la constitución del centro chileno concurran los ex presos políticos de izquierda, la vocera de la centro derecha vinculada a Sebastián Piñera, la fundación Olaf Palme de estudios sociales, militares perseguidos en dictadura, la central autónoma de trabajadores, la fundación Clotario Blest y otros que, absolutamente nadie, antes de esa fecha, podía imaginarlos firmando juntos una escritura de fundación de este centro. En ese acto y por unanimidad es electo presidente del centro chileno el profesor Mario Concha, ex preso político, militante durante 40 años del PC y presidente de la Comisión de derechos humanos del PPD. En la actualidad el presidente del centro es Oscar Olivos, quien da forma a la coordinadora nacional sindical junto a Manuel Bustos, fundador de la CUT en dictadura y actual presidente de la Central Autónoma de Trabajadores. Director ejecutivo es Juan Carlos Moraga D. el funcionario de confianza más joven del presidente Allende quien, Junto a Concha, es parte del listado de ex prisioneros que sufrieron prisión política y tortura.
Sin duda para los representantes del frente Polisario, a cuyos dirigentes no les costó ni un resfrió la recuperación de la democracia, ya no era el mismo escenario en que podían decir lo que querían, pues los encargados de dar a conocer la verdad, ahora, tenían la autoridad política y moral de la cual ellos carecen. Posteriormente el presidente de la cámara, el socialista Osvaldo Andrade, que pocos meses antes había firmado una declaración del frente Polisario, viaja a Marruecos, cambiando totalmente su impresión de lo que ocurre en el Sahara occidental.
También lo hace el secretario general del partido comunista, Lautaro Carmona, que se reúne en Rabat con sus camaradas marroquíes, el actual presidente de la cámara Fidel Espinoza, la sobrina del presidente Allende Denisse Pascal y otros a los que nadie podría calificar de derechistas o vendidos al feudalismo marroquí o el imperialismo. En este trabajo de esclarecimiento y con una mirada académica, los dirigentes del centro chileno convocaron a destacados profesionales e intelectuales con los que concurren a un congreso sindical de nivel continental en Colombia donde, junto con participar como observadores, realizan actividades informativas sobre lo que ocurre en el norte de África, concluyendo en la formación de un Centro de estudios del Magreb para las américas, cuestión que, al parecer, era demasiado para los representantes polisarios , quienes  montan una provocación en el seminario organizado, precisamente, para exponer sobre el sindicalismo en Marruecos y los cambios producidos en ese país.

Ante los principales dirigentes sindicales de América, la provocación termina en un fiasco porque quienes le responden con argumentos son ex presos políticos de izquierda, académicos connotados y su vocero, Juan Carlos Moraga, resulto ser el funcionario más joven del presidente Allende quien, micrófono en mano, los enfrenta para decirles que no tenían autoridad política ni moral para hablar de abusos ni colonialismo, si apoyaban regímenes autoritarios, como el Polisario que secuestra mujeres  y no acepta ningún tipo de participación ni  opinión discrepante en los campamentos controlados por esta organización terrorista-oportunista.
La respuesta dejó sin habla a los representantes polisarios y les quedo claro que habían pasado los tiempos en que podían decir lo que quisieran en este tipo de actividades, sino que ahora es la izquierda histórica de América Latina que, sin discriminar a nadie que quiera participar, sea del color político que sea,  con seriedad y una mirada académica, se prepara, con voluntad de continente, para dar a conocer  en sus trabajos una verdad que es transversal y que, a estas alturas, no admite discusión.

La reanudación de relaciones de Marruecos con Cuba es la guinda de una torta que debe tener un sabor muy amargo para quienes, durante años y sin contrapeso, daban a conocer una información que se ha demostrado como desinformación, sobre lo que ocurre realmente en el norte de África, donde Marruecos encabeza un proceso democrático verdaderamente revolucionario de cambios en lo referente a participación social y política, respeto a los derechos humanos, cambios fundamentales en el rol de la mujer y la familia con un parlamento donde están representadas todas las fuerzas políticas. Sin duda, y lo ocurrido en Cuba y Colombia así lo indica, la derrota ideológica sufrida por el frente polisario en Bogotá se extenderá como un rayo de luz en todo el continente latinoamericano.


Publicado por MCV en
IDEAS PARA EL CAMBIO el 4/25/2017 01:30:00 p.m.
Mario H. Concha Vergara
Colegio de Profesionales
de la Prensa, Radio y TV
de Chile A.G. Nº 1454
Doctor  en Comunicación Estratégica.
Cel. (56)- 9 -657.524.16

Skype:mario.h.concha.vergara

Mensaje enviado bajo la protección del Articulo19 de la Declaración de Derechos Humanos, que estipula:
"Todo individuo tiene derecho a la libertad de opinión y expresión; este derecho incluye el de no ser molestado, ni recibir presión a causa de sus opiniones, el de investigar y recibir informaciones y opiniones, y el de difundirlas, sin limitacion de fronteras, por cualquier medio de expresión". Declaracion Universal de los Derechos Humanos; Asamblea General de la ONU el 10.12.1948.