Videos

Loading...

martes, 12 de mayo de 2015

Valdivia

Es una ciudad y comuna chilena, capital de la provincia homónima y de la Región de Los Ríos.
Fundada en 1552 por el conquistador Pedro de Valdivia, bajo el nombre de «Santa María la Blanca de Valdivia», es la cuarta ciudad más antigua del país, después de Santiago, La Serena y Concepción


Durante el Chile colonial, se la consideraba «la llave del mar del sur», porque era un enclave estratégico para el acceso al océano Pacífico. A raíz de eso se construyó un conjunto de fortificaciones que la protegían de ataques enemigos o de los indígenas de la zona.[2] Integra junto con las comunas de Corral, Lanco, Máfil y Mariquina el Distrito Electoral N° 53 y pertenece a la Circunscripción Senatorial 14ª. La creación de XIV Región de Los Ríos (16 de marzo de 2007), convierte en una región a la antigua Provincia de Valdivia, y transforma a esta ciudad en capital regional. Actualmente se le conoce como «La perla del sur»[3] o la «Capital Cervecera de Chile».[4]
La ciudad de Valdivia se encuentra en el hemisferio sur de América, a 39°48’30” S de latitud y 73°14’30” O de longitud, a 841,24 km de Santiago,[5] capital de Chile. Está emplazada en la confluencia de los ríos Calle-Calle, Valdivia - Cau-Cau y el río Cruces, y se encuentra a 15 km de la bahía de Corral. Limita al norte con Mariquina, al noreste con Máfil, al este con Los Lagos, al sureste con Paillaco, al sur con Corral y al oeste con el océano Pacífico.
Según el censo nacional, realizado en el año 2002 por el Instituto Nacional de Estadísticas de Chile, Valdivia tiene una población de 127 750 habitantes. Según los resultados preliminares del Censo 2012 la población es de 154 097 habitantes. En 1960, la ciudad, la región de los Lagos y de la Araucanía fueron las más afectadas por el terremoto registrado más poderoso de la historia de la humanidad, que alcanzó los 9,5 en la escala de Richter, conocido en Chile como «terremoto de Valdivia».
Período precolombino
Parte del territorio hoy conocido como Valdivia, antes de la conquista de Chile estaba ocupado por un pueblo mapuche-huilliche llamado Ainil,[6] que era el alihuén más grande y concurrido del sur del territorio chileno actual. Desde entonces ya era un lugar estratégico, por su cercanía con el puerto costero, su posición privilegiada para dominar los valles de los ríos actualmente denominados Calle-Calle y Cruces, y su buen acceso a los llanos, donde actualmente se ubican La Unión y Río Bueno. En aquellos tiempos el río Valdivia se denominaba Ainilebu.[7]
Período de conquista y fundación
El primer registro documentado que se tiene de la zona de Valdivia es el del almirante Juan Bautista Pastene, quien fue enviado por Pedro de Valdivia, el primer gobernador de Chile, a explorar las costas del país. Pastene divisó la bahía de Corral en 1544, y sin adentrarse en el actual río Valdivia —por entonces llamado por los indígenas Ainilebu— decidió rebautizar el lugar como «Valdivia», en honor a su superior.[7]
Años más tarde, el 9 de febrero de 1552 Pedro de Valdivia fundó sobre Ainil la ciudad con el nombre Santa María la Blanca de Valdivia,[6] por la belleza del paisaje y la feracidad del suelo además de la importante capacidad Portuaria de la zona.
El desarrollo alcanzado por la ciudad durante esos años fue tan importante, que muchos cronistas de la época [¿quién?] señalaron que se encontraba en el segundo lugar, detrás de Santiago; y fue la de mayor importancia política en el cono sur.[cita requerida]
Poco años después de su fundación la ciudad sería azotada por el Terremoto de Valdivia de 1575.
Posteriormente como consecuencia de la Batalla de Curalaba (1598), en la que triunfaron los mapuches aliados con los huilliche, la ciudad fue destruida en noviembre de 1599.
Después de la destrucción de la ciudad, una expedición holandesa, en principio al mando de Hendrick Brouwer, se alió con los indígenas huilliches del canal de Chacao en contra de los colonizadores españoles de Chiloé y luego se trasladaron juntos a la bahía de Corral en 1643, donde también se aliaron con los indígenas para combatir a los españoles. Sin embargo, los holandeses debieron retirarse, pues los huilliches dejaron de suministrarles alimentos al ver que los holandeses se fortificaban y preguntaban con insistencia la ubicación de las minas de oro.
Luego de la retirada holandesa, el repoblamiento español se inició en febrero de 1645 por Don Antonio de Toledo y Salazar, II° Marques de Mancera. Primero se construyó el fuerte de Mancera y se repobló paulatinamente la zona, hasta que en 1684 se refundó en el sitio original; aunque los alrededores aún eran territorios controlados por el pueblo lafkenche-huilliche y el dominio definitivo de la zona solamente sería conseguido por las fuerzas españolas a fines del siglo XVIII.
La importancia del enclave de Valdivia radicaba en que, junto con el Archipiélago de Chiloé, eran el enclave más austral de la costa del Pacífico y por ello significaban un lugar estratégico de defensa para el Virreinato del Perú, razón por la que ambos enclaves propiciarían posteriormente a mediados y fines del siglo XVIII la creación del Camino Real como el primer camino terrestre que unió Valdivia y la zona de Chiloé.
Debido a su importancia, el Gobierno de Valdivia, conformado por la ciudad y sus alrededores, permaneció durante muchos años bajo la dependencia directa del Virreinato del Perú, para sólo en 1740 pasar a formar parte de la jurisdicción de la Capitanía General de Chile. Para proteger este enclave, la bahía de Valdivia, llamada Corral, llegó a ser una de las más fortificadas del mundo y el sistema defensivo más importante de la América colonial, contando con un sistema de fuertes compuesto por un total de 17 fuertes, que resistieron ataques de piratas y corsarios holandeses e ingleses,[8] quienes nunca lograron saquearla. En el año 1820 fue capturada por los fuerzas patriotas de la nueva república lideradas por el Almirante escocés Lord Thomas Cochrane en las operaciones conocidas como Toma de Valdivia, que le dieron renombre a este marino.
Independencia de Chile y actualidad
Luego de la Independencia de Chile, con la creencia de que el aumento de la presencia europea tendría una influencia positiva en la economía y cultura chilenas, el gobierno chileno instaló una oficina en Alemania dedicada a atraer inmigrantes; proceso conocido como colonización alemana en Chile. En 1850 llegaron los primeros colonos, además de aquellos ya instalados esperando recibirlos, como Guillermo Frick. Los inmigrantes alemanes aportaron la tecnología necesaria para el desarrollo de la industria local, además de algo de su cultura y tradiciones. Los grandes bosques de pluviselva que rodeaban a la ciudad impedían la agricultura, por lo que los colonos quemaron cientos de miles de hectáreas de bosque nativo, en incendios que duraron meses, con el objetivo de conseguir tierras cultivables. La colonia alemana contribuyó en transformar la ciudad de Valdivia en un lugar próspero y lleno de actividad comercial y cultural, aunque con una profunda desigualdad socioeconómica.
Es así como la ciudad creció convirtiéndose en un importante puerto, ya que se ubica en uno de los pocos ríos navegables de Chile y en la desembocadura de este existe una bahía apta para la construcción de obras portuarias.
La primera gran catástrofe del siglo XX sobre la ciudad, fue el incendio general de 1909, que destruyó la totalidad de las manzanas céntricas, lo que implicó una reconstrucción total de la ciudad. El casco histórico fue rebajado y desaparecieron muchos elementos clásicos de la misma, como los pequeños callejones dentro de las manzanas.[9] Se construyeron decenas de edificios modernos, teatros y lugares como la el edificio de la Intendencia, además de la pavimentación de muchas calles y un trazado completamente nuevo de toda la ciudad, que aún hereda.
Posteriormente en 1960, el 22 de mayo, a las 15:00 horas la ciudad -y todo el sur de Chile- fue sacudida por el terremoto más intenso del que se tenga registro moderno, con un pico máximo de 10 grados en la escala sismológica de magnitud de momento (los medidos, ya que los medidores se rompieron). Esta catástrofe (conocida como el Terremoto de Valdivia de 1960) tuvo efectos negativos en gran parte de Chile, y la formación de tsunamis (maremotos) que afectaron hasta Hawái y Japón. El terremoto destruyó gran parte de la ciudad, principalmente dañando los edificios de concreto construidos en las décadas anteriores, pero afectando menos a las más abundantes construcciones de madera y de poca altura. El maremoto que siguió al terremoto derrumbó a varias de las fortalezas de origen español. El terremoto cambió la fisonomía de la ciudad y alrededores (hundimiento de terrenos en suelo pantanoso), dejando inutilizado gran parte del río para la navegación hacia el océano.
La regionalización realizada en 1976 por la CONARA dividió el país en trece regiones, fusionando las provincias de Valdivia, de Osorno, de Llanquihue, y de Chiloé (que comprendía la actual Provincia de Palena). La ciudad de Puerto Montt fue nombrada capital de esta nueva región de los Lagos.
Posteriormente, durante los años 1990, la presión por constituir una nueva región aumentó y, durante la campaña de las elecciones presidenciales de 1999-2000, Ricardo Lagos prometió la creación de la nueva región, en conjunto con la Región de Arica-Parinacota. En 2004 fue modificado el artículo de la Constitución de 1980 que indica un número fijo de regiones, primer paso para la creación de nuevas regiones. Finalmente, el 19 de octubre de 2005 fue firmado el proyecto de ley que pretendía crear la XIV Región de Los Ríos, por el presidente Ricardo Lagos, el cual es ingresado al Congreso Nacional el 13 de diciembre del mismo año. Dicho proyecto fue aprobado por la Cámara de Diputados, en último trámite, el 19 de diciembre de 2006; luego del control de constitucionalidad efectuado por el Tribunal Constitucional, por sentencia de 26 de enero de 2007, fue promulgado el 16 de marzo de 2007 por la presidenta Michelle Bachelet, en Valdivia, convirtiéndose en la Ley Nº 20.174, la que fue publicada en el Diario Oficial el 5 de abril del mismo año. La nueva región de Los Ríos se hizo efectiva 180 días después de dicha publicación, esto es, el 2 de octubre de 2007. Entonces, La región de Los Lagos quedó compuesta por las provincias de Llanquihue, Chiloé, Osorno y Palena, y la región de los Ríos quedo compuesta por la de Valdivia y la nueva provincia de Ranco.
Geografía
La urbe se enmarca dentro de un entorno de llanos de sedimentación fluvial, rodeado de bosques higrófitos de ulmo y tineo, además de policultivos y frutales. Estos llanos se ubican en medio de la cordillera de la costa gracias a la irrupción de los ríos que en ella convergen. La ciudad posee también una gran cantidad de humedales tanto ribereños como interiores. Muchos de ellos se han ido rellenando, para luego edificar encima. Cabe destacar que durante la colonia, la zona céntrica de Valdivia era una suerte de Venecia por los muchos canales que la penetraban. Entre las zonas rellenadas está toda la cuenca del estero Catrinco y la alameda de la UACH.
El Bosque valdiviano, también llamado Bosque siempre verde, es una ecorregión del sur de Chile y reductos fronterizos al sudoeste de Argentina. Se caracteriza por tener bosques siempre verdes de múltiples estratos, en un clima templado-lluvioso u oceánico.
Clima

El clima de la región es oceánico, lo que faculta a la existencia de flora exuberante, como es el caso de la ecorregión bosque valdiviano. Las temperaturas sobrepasan los 20 °C de máxima en los meses de verano (diciembre, enero y febrero), existiendo varios registros por sobre los 30 °C, mientras que en la época invernal la máximas son cercanas a los 10 °C. Las precipitaciones son muy abundantes, alcanzando anualmente un monto de 1 783 mm, repartidos durante todo el año pero con mayor caída de lluvia entre los meses de mayo, junio y julio.
http://es.wikipedia.org/wiki/Valdivia